Cómo Convertir Cualquier Pantalla en táctil

Los monitores táctiles son cada vez más habituales de ver tanto en tiendas como en todo tipo de configuraciones de PC, bien como pantalla principal (como por ejemplo en comercios y establecimientos similares) o como secundaria orientada a la productividad.

Y aunque no se trate de la opción más sencilla, siempre se puede optar por, en vez de adquirir un monitor táctil como tal, darle un nuevo uso a una pantalla de la que ya dispongamos, sin necesidad precisamente de grandes conocimientos de electrónica o herramientas especiales.

Hoy os traemos un par de posibilidades para poder llevar a cabo esta transformación sin mayores complicaciones y con resultados satisfactorios, para aquellos consumidores que prefieran este tipo de prácticas, o busquen una primera experiencia sin un coste elevado.

🏆 Cómo Convertir tu Monitor en Táctil fácilmente

Antes de nada, hay que tener en cuenta que al optar por formas simples de convertir nuestro monitor en táctil, existen ciertas limitaciones que pueden suponer que nuestra pantalla no sea compatible con estos métodos.

 

⭐ Airbar, de Neonode

Por ejemplo, el primero que presentamos hoy, la Airbar, un producto fabricado por Neonode, que se compone de una pequeña barra que enganchamos a nuestra pantalla y, siempre que esté alimentada a través de su conector USB, consigue convertir nuestro monitor a táctil gracias a un haz de luz que reconocerá las pulsaciones.

tutorial para convertir pantalla en tactil

Como punto positivo, no requiere ningún tipo de driver o instalación adicional, pero por el contrario solo es compatible con pantallas de 13.3, 14 o 15.6 pulgadas, limitando enormemente el rango de pantallas compatibles.

En caso de querer utilizarlo con un Mac, tendremos que comprar un modelo diferente, pero que incluye las mismas funcionalidades que el de Windows, como compatiblidad con gestos o más de un dedo para la interacción, así como un reducido consumo de batería.

Dentro de lo que cabe, es más sencillo encontrar estos tamaños en ordenadores portátiles, por lo que podríamos considerar que está más dirigido a estos productos, aunque pueden encontrarse monitores de sobremesa en estos tamaños, por lo que tampoco hay que descartarlo por completo.

En cuanto a precio, se trata de una opción relativamente barata (costando el modelo superior, el correspondiente a pantallas de 15.6 pulgadas, en torno a los 60 dólares), pero es bastante complicado encontrarlo disponible, por lo que será necesario recurrir a importación o esperar a ver si la suerte sonríe a la hora de conseguirlo.

 

⭐ Marcos de pantalla, de Chengying

Y por otro lado, pasamos a una solución que, si bien se basa en la misma propiedad que la Airbar, utilizando infrarrojos para reconocer las «pulsaciones», y se trata de un marco externo a colocar en la pantalla, fabricado por la compañía china Chengying.

La instalación, si queremos definirla de esa manera, es extremadamente sencilla. Basta con ajustar los lados del marco a la pantalla en cuestión, y conectar el cable USB para permitir su funcionamiento. Puede que resulte una opción menos estética, ya que solo se encuentra en color negro.

En lo que si muestra mucha más variedad es respecto a tamaños compatibles. En esta ocasión nos alejamos de pequeñas pantallas de ordenadores portátiles y pasamos a hablar de marcos diseñados para casi todo tipo de pantallas.

La multitud de modelos disponibles hacen que sea compatible con pantallas de diagonales de: 24, 26, 27, 30, 32, 37, 40, 42, 46, 47, 49, 50, 55, 58, 60, 70, 75, 82 o 84 pulgadas. Como se ve con tanto número, la mayoría de tamaños son compatibles, no solo en el mundo del PC, sino también para televisores.

Sí que se echan en falta opciones como las 22 pulgadas, que no deja de ser un estándar, pero también es cierto que existen monitores táctiles de este tamaño a un coste razonable, por lo que posiblemente ese sea el motivo para que no exista esa posibilidad.

Respecto al precio, no deja de ser una opción más cara que la de Neonode, empezando en los 135€ como precio de venta recomendado (curiosamente, en el modelo de 42 pulgadas, sin seguir un criterio estricto de aumentar el precio conforme al tamaño).

En este caso, su distribución es más sencilla de cara al consumidor, ya que se vende a través de Amazon, lo que implica además un servicio de postventa mínimo, más allá del propio del fabricante.

En este caso, y cambiando la costumbre de los fabricantes chinos, nos encontramos con que su servicio técnico dispone de una buena reputación, no solo en lo respectivo a consulta de dudas (de cualquier tipo), sino en resolución de problemas técnicos si los hubiere.

Evidentemente, por más que ambas soluciones (cada una con sus pros y sus contras) sean más que competentes, la respuesta no va a ser la misma que pueda dar una pantalla física (especialmente en lo que al feedback se refiere).

Esto puede notarse especialmente en el tiempo de respuesta, habitualmente en torno a los 10 milisegundos, muy por encima de los 5 milisegundos, que ya de por si se consideran de forma negativa.

No afectan al resto de apartados de un monitor, como la resolución o la tasa de refresco o el tipo de panel, al no convertir a una pantalla táctil como tal (aunque se puede combinar con paneles de cristal si no queremos que exista un hueco físico en la configuración).

En términos de compatibilidad, más allá del hardware, no hay demasiado que hablar acerca del software, ya que al no requerir instalaciones adicionales, no hay apenas margen de generación de problemas en este sentido, más allá de conectar un puerto USB.

Eso sí, habrá aplicaciones y programas que puedan sacar más partido o funcionar de forma más adecuada (por cuestiones propias de diseño, nada que ver con estos accesorios).

En conclusión, si bien estas soluciones no son ideales para todos los casos, no dejan de ser una opción interesante para aquellos usuarios con más conocimientos.

Aunque tampoco quieran verse implicados en soldaduras y componentes internos, pero tengan interés en la posibilidad de contar con una pantalla táctil en su configuración, sea para uso principal, o secundario.

Monitores Táctiles
Logo
Enable registration in settings - general